La depresión y la salud cerebral
¿Cómo la depresión afecta nuestra salud cognitiva?

Escuche el podcast

No es poco frecuente que minimicemos el impacto de las emociones sobre nuestra salud general. Cuando una persona encuentra un bulto bajo la piel se preocupa y busca ayuda. Lo mismo sucede si siente fiebre, dolor, presenta sangramientos o pérdida de la conciencia. Pero no ocurre lo mismo si se trata de depresión, ansiedad, temor, angustia o estrés.


Sin embargo, un pensamiento negativo o uno positivo no existen independientemente de nuestro sistema biológico, lo que significa que cuando nos sentimos deprimidos o alegres, ansiosos o calmados, nuestro cuerpo experimenta una gran cantidad de cambios que van desde las formas en las que nuestras células cerebrales se comunican, hasta alteraciones hormonales que pueden permanecer durante días o semanas.

El impacto de las emociones negativas sobre nuestra salud puede ser devastador, de la misma forma que experimentar felicidad, optimismo y satisfacción por la vida tiene un efecto sanador.

En esta ocasión, presentamos algunas ideas sobre cómo ciertas emociones pueden tener un efecto directo sobre la salud del cerebro y de qué manera pueden afectar o preservar su funcionamiento.

Comenzaremos nuestro recorrido con una temática que en tiempos de Covid-19 se escucha cada vez con más frecuencia dentro la población general y los medios de comunicación: la depresión.

Varios estudios han reportado que experimentar depresión impacta negativamente en la estructura y función. En las personas con diagnóstico de depresión se ha comprobado una reducción del tamaño de regiones cerebrales de gran importancia, como por ejemplo, el  hipocampo, la corteza prefrontal, la amígdala y el tálamo. 

¿Cómo impacta esa disminución de tamaño en nuestra vida cotidiana?

Por ejemplo, el hipocampo es una estructura cerebral fundamental para que nuestros recuerdos de corto plazo se almacenen en la memoria a largo plazo.

Odoo • Image and Text

Hipocampo

Los humanos tenemos dos hipocampos, uno en cada hemisferio cerebral. Se encuentran localizados en la región media del lóbulo temporal.

En esta imagen lateral del cerebro se muestra el hipocampo. Para poderlo observar se ha removido una porción de los lóbulos temporal y parietal.

También se ha comprobado que cuando intentamos recordar información, el hipocampo nos ayuda a traer al presente experiencias que tenemos almacenadas. Esto significa que las personas deprimidas suelen presentar dificultades con la memoria, pero además problemas para tomar decisiones, organizar su comportamiento y controlar sus impulsos.

Cabe entonces preguntarse: Y si estoy deprimido, ¿qué puedo hacer? Existe una interesante paradoja que experimentan las personas que sufren depresión: Cuanto mayor es el estado depresivo, los comportamientos que empeoran la depresión se incrementan considerablemente. Este proceso se asemeja a un mecanismo de autodestrucción.


Si usted siente dolor de cabeza, suele tomar un analgésico; si siente un pinchazo en la mano, la retira; si le duele la espalda, se estira y busca una posición más cómoda. Pero si está deprimido se alejará cada vez más de su familia y los amigos, descuidará su apariencia personal y evitará cualquier actividad placentera.

"Existe una interesante paradoja que experimentan las personas que sufren depresión: Cuanto mayor es el estado depresivo, los comportamientos que empeoran la depresión se incrementan considerablemente"

Si usted siente dolor de cabeza, suele tomar un analgésico; si siente un pinchazo en la mano, la retira; si le duele la espalda, se estira y busca una posición más cómoda. Pero si está deprimido se alejará cada vez más de su familia y los amigos, descuidará su apariencia personal y evitará cualquier actividad placentera.

Entonces la pregunta sería: ¿cómo podemos afrontar la depresión?

Los profesionales de la salud mental sugieren varias alternativas para afrontar la depresión. 

Sin embargo no podemos olvidar que no existen soluciones mágicas y que la mejor solución tiene mucho que ver con nuestra perseverancia y compromiso personal. Algunas de nuestras sugerencias para afrontar la depresión son:

  1. Evite el aislarse socialmente. y manténganse en contacto con sus familiares y amigos. Las interacciones sociales con personas allegadas le ofrecerán nuevas perspectivas sobre situaciones que pudiera considerar sin solución.

  2. Incremente la actividad física. Si hace tiempo que no se ejercita, puede comenzar caminando 20 minutos diariamente, hasta alcanzar los 150 minutos semanales..

  3. No evite pensar o hablar de las situaciones que le provocan depresión. Esto sólo conseguirá ponerlo más ansioso e incrementar su malestar. Hable abiertamente de lo que siente con sus amigos y familiares.

  4. No abuse del alcohol. Beber solamente provocará que su depresión empeore, y, además, corre el riesgo de desarrollar dependencia.  

  5. Organice una rutina diaria y cúmplala. Cuando las personas se sienten deprimidas comienzan a desorganizar sus horarios habituales. Se acuestan muy tarde en la madrugada y luego se sienten sin energías durante el día. Establezca una rutina que comience temprano en la mañana y vaya a la cama en las noches siempre a la misma hora.

Y nuestra recomendación más importante: busque ayuda profesional.

Pero, ¿y si en lugar de estar deprimido soy optimista? ¿También puedo esperar que mi cerebro sea más saludable?

Existen algunos estudios que sugieren la existencia de rasgos cerebrales específicos en las personas que se caracterizan por ser optimistas. Por ejemplo, una región cerebral denominada  corteza orbitofrontal, muestra un mayor tamaño en las personas que muestran una personalidad optimista.

Corteza orbitofrontal

La corteza orbitofrontal (COF) es la región en la corteza prefrontal situada en los lóbulos frontales del cerebro que participa el proceso cognitivo de la toma de decisiones.

La corteza orbitofrontal es de gran importancia en los seres humanos. Esta región cerebral permite la adaptación a nuestro entorno natural y social, además participa en la regulación emocional, la planificación del comportamiento futuro, entre otras funciones.

Odoo • Text and Image

¿Qué significa esto?

Esta región cerebral guarda relación con la capacidad de tomar decisiones, planificar el comportamiento y actuar de acuerdo con las normas y exigencias de la situación.

Mientras el optimismo nos hace flexibles frente a las adversidades, la depresión disminuye el tamaño de estructuras que nos ayudan a memorizar, recuperar información y manejar nuestras emociones.

Recuerde que vigilar sus emociones es también velar por su salud.

En la próxima entrega abordaremos cómo la calidad del sueño puede afectar nuestra salud cognitiva. Gracias por su compañía. ¡Los esperamos!

La depresión y la salud cerebral
Yunier Broche-Pérez PhD
17 enero, 2021

Full-time professor of Neuroscience, Neuropsychology and Experimental Psychology. My current research is focused on positive neuropsychology, cognitive health and neurodegenerative diseases.
Perfil en ResearchGate

Share this post
Archivar
La herramienta más extraordinaria que poseemos los humanos: El Cerebro